Contrato de publicidad: caracterísiticas

Definición del contrato de publicidad

El artículo 13 de la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad, define el contrato de publicidad como:

Contrato de publicidad es aquél por el que un anunciante encarga a una agencia de publicidad, mediante una contraprestación, la ejecución de publicidad y la creación, preparación o programación de la misma.

¿Dónde se regulan los contratos publicitarios?

Los contratos de publicidad en España vienen regulados en los artículos 7 y siguientes de la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad.

Seguir leyendo

Tipos de publicidad ilícita

¿Qué es la publicidad?

La publicidad es la promoción comercial de un producto o servicio a través de diferentes medios (televisión, internet, radio…).

El artículo 2 de la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de la Publicidad, define la publicidad como:

Toda forma de comunicación realizada por una persona física o jurídica, pública o privada, en el ejercicio de una actividad comercial, industrial, artesanal o profesional con el fin de promover de forma directa o indirecta la contratación de bienes muebles o inmuebles, servicios, derechos y obligaciones.

Seguir leyendo

¿Qué es el documento de seguridad de la LOPD? Contenido y Modelo

El Documento de Seguridad es el documento que deben tener todas las empresas/profesionales que deben cumplir con la LOPD.

Las empresas que deben cumplir con la LOPD son todas aquellas que recojan datos personales de personas físicas (trabajadores, clientes, cámaras de videovigilancia…). Y, en este sentido, el Documento de Seguridad debe recoger las medidas de seguridad de la empresa respecto de los datos personales que trata.

¿Es obligatorio tener un documento de seguridad?

Siempre que recojamos y tratemos datos personales de personas físicas, estaremos obligados a cumplir con la LOPD y, en ese caso, estaremos obligados a disponer de un documento de seguridad.

Por tanto, una de las obligaciones básicas para cumplir con la normativa de protección de datos es disponer de un documento de seguridad. En definitiva, sí es obligatorio disponer de un documento de seguridad.

Seguir leyendo

¿Debe mi empresa cumplir con la LOPD?

Desde el momento en que una empresa tiene trabajadores o recoge datos personales (nombre, apellidos, teléfono, dirección, etc.) de sus clientes, la respuesta es sí, la empresa debe cumplir con la LOPD.

Por tanto, cualquier empresa deberá cumplir con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), salvo que, se trate de una empresa sin trabajadores, sin cámaras de videovigilancia y cuyos clientes únicamente sean personas jurídicas (profesionales autónomos u otras empresas). Es decir,  empresas que solo recojan y traten datos de autónomos o empresas. Situación ésta, cuanto menos, poco habitual.

¿Qué implica cumplir con la LOPD?

Para cumplir con la normativa de protección de datos (LOPD) deben cumplirse una serie de requisitos:

Seguir leyendo

¿Cómo registrar una marca en Europa?

A nivel comunitario (europeo), el registro de una marca debe llevarse a cabo ante la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) y este registro, implica la protección de la marca en todos los países miembros de la Unión Europea. En este sentido, la página web de la OAMI ha sido modificada recientemente, con la finalidad de conseguir un registro de la marca comunitaria más fácil y ágil.

Al igual que ocurre con el registro de una marca en España, es importante, comprobar antes de registrar la marca a nivel europeo, que la marca que queremos registrar no se trata de una marca igual o similar a una ya registrada y, para poder comprobarlo, la OAMI, a través de su página web, facilita una “lista de comprobación” para que antes de iniciar los trámites del registro de la marca a nivel comunitario, podamos verificar que la marca que queremos registrar no está ya registrada, lo que supondría la denegación del registro,  sin derecho a la devolución del importe de la tasa abonado.

Pasos a seguir para el registro de la marca a nivel europeo:

Una vez sabemos qué marca queremos registrar y hemos verificado, en la medida de lo posible (nunca será cien por cien seguro), que no existe marca igual o similar que pueda suponer la denegación del registro de la marca, podemos iniciar los trámites de solicitud del registro:

1.- Solicitud del registro de la marca.

La OAMI ha creado, a través de su página web, un formulario en linea para la solicitud del registro de las marcas y, en dicho formulario, deben introducirse los siguientes datos:

Seguir leyendo

¿Cómo registrar una marca en España?

A nivel nacional, el organismo ante el que debe registrarse una marca es la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). Una vez registrada la marca, ésta quedará protegida a nivel estatal.

No obstante, antes de iniciar los trámites del registro de una marca, es conveniente comprobar que la marca que queremos proteger no ha sido ya registrada. Para ello, podemos utilizar el buscador de marcas puesto a disposición de la OEPM a través de su página web (servicio gratuito), o solicitar a la OEPM un informe de búsqueda. Este informe es útil sobre todo para las marcas gráficas, no obstante a diferencia del primero, tiene un coste que dependerá del tipo de marca y de las clases (clasificación de productos y servicios) para las que se quiera registrar.

Pasos a seguir para el registro de la marca:

Una vez sabemos qué marca queremos registrar y hemos verificado, en la medida de lo posible (nunca será cien por cien seguro), que no existe marca igual o similar que pueda oponerse a nuestro registro, podemos iniciar los trámites que serán:

1.- Cumplimentación del formulario del registro de la marca.

La cumplimentación del formulario debe hacerse por ordenador (o máquina de escribir) y, básicamente, deben introducirse los siguientes datos:

Seguir leyendo

¿Qué es una marca y cómo se clasifican?

¿Qué es una marca?

Una marca es un signo distintivo cuya finalidad u objetivo es la identificación de un producto, servicio o empresa para, así también, diferenciarlo de sus competidores.

La Ley 17/2001, de 7 de diciembre, de Marcas (Ley de Marcas), en su artículo 4 define la marca como:

1. Se entiende por marca todo signo susceptible de representación gráfica que sirva para distinguir en el mercado los productos o servicios de una empresa de los de otras.

2. Tales signos podrán, en particular, ser:

a) Las palabras o combinaciones de palabras, incluidas las que sirven para identificar a las personas.

b) Las imágenes, figuras, símbolos y dibujos.

c) Las letras, las cifras y sus combinaciones.

d) Las formas tridimensionales entre las que se incluyen los envoltorios, los envases y la forma del producto o de su presentación.

e) Los sonoros.

f) Cualquier combinación de los signos que, con carácter enunciativo, se mencionan en los apartados anteriores.

Por tanto, una marca puede ser desde un nombre, un logo o un envase, hasta un sonido. Y hecha esta clasificación, una de las preguntas más frecuentes es, y ¿ los olores pueden ser una marca?

Seguir leyendo

Los derechos de explotación de una obra

El autor, como creador de la obra, ostenta dos tipos de derechos:

  1. Los derechos morales.
  2. Los derechos de explotación de la obra.

¿Cuáles son los derechos de explotación de la obra?

Los derechos de explotación de la obra, habilitan al autor (o al titular que haya adquirido los derechos de explotación mediante una cesión de derechos) a poder explotar la obra en cualquier forma posible y, en especial, a poder: reproducirla, distribuirla, comunicarla públicamente y/o transformarla.

Así, el artículo 17 del Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, regularizando, aclarando y armonizando las disposiciones legales vigentes sobre la materia, establece:

Corresponde al autor el ejercicio exclusivo de los derechos de explotación de su obra en cualquier forma y en especial, los derechos de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación, que no podrán ser realizadas sin su autorización, salvo en los casos previstos en la presente Ley.

Seguir leyendo

Delitos contra la Propiedad Intelectual

¿Qué es la Propiedad Intelectual?

La mejor definición de Propiedad Intelectual nos la ofrece la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI):

La propiedad intelectual se refiere a las creaciones de la mente: invenciones, obras literarias y artísticas, así como símbolos, nombres e imágenes utilizadas en el comercio.

La propiedad intelectual se divide en dos categorías:

  • La propiedad industrial, que incluye las patentes de invenciones, las marcas, los diseños industriales y las indicaciones geográficas.
  • El derecho de autor, que incluye obras literarias, tales como novelas, poemas y obras de teatro, películas, obras musicales, obras artísticas, tales como dibujos, pinturas, fotografías y esculturas, y diseños arquitectónicos. Los derechos conexos al derecho de autor incluyen los derechos de los artistas intérpretes o ejecutantes sobre sus interpretaciones o ejecuciones, los de los productores de fonogramas y los de los organismos de radiodifusión respecto de sus programas de radio y televisión.

Por tanto, lo que se protege con los derechos de propiedad intelectual son las creaciones e invenciones en su sentido más amplio. Se protege la obra creada a través de los derechos que tiene el autor, incluyendo los derechos de explotación, sobre la misma.

Seguir leyendo

Contrato de tratamiento de datos personales (artículo 12 LOPD)

En principio y cuando de proteger los datos personales de los ciudadanos se trata, nuestra normativa es muy exigente y establece que, cuando vamos a comunicar datos personales de los que somos responsables (trabajadores, clientes, alumnos, pacientes…) a terceras personas o empresas es necesario que, previamente, hayamos obtenido el consentimiento expreso del titular de los datos, para llevar a cabo esa cesión de datos personales.

No obstante, existen excepciones a esta regla que permiten facilitar datos personales a terceros sin tener que obtener el consentimiento del titular de los datos. Así, podremos facilitar datos personales a terceros sin tener que pedir el consentimiento del afectado, siempre y cuando, esa comunicación de datos sea necesaria para que ese tercero pueda prestarnos un servicio.

En este sentido el artículo 12.1 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), establece:

No se considerará comunicación de datos el acceso de un tercero a los datos cuando dicho acceso sea necesario para la prestación de un servicio al responsable del tratamiento.

Seguir leyendo