Derecho de desistimiento del consumidor ante una compra online

¿Dónde está regulado?

A pesar de que la regulación sobre el comercio electrónico se encuentra recogida en la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, lo cierto es, que el derecho de desistimiento que tiene un consumidor ante una compra online se rige por la normativa común , esto es, por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.

¿Qué es el derecho de desistimiento?

Es el derecho que tiene todo consumidor a devolver lo que ha comprado, dejando el contrato sin efecto, como si nunca hubiese existido.

El artículo 68.1 del Real Decreto Legislativo 1/2007 que aprueba el texto de  la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios lo define como:

El derecho de desistimiento de un contrato es la facultad del consumidor y usuario de dejar sin efecto el contrato celebrado, notificándoselo así a la otra parte contratante en el plazo establecido para el ejercicio de ese derecho, sin necesidad de justificar su decisión y sin penalización de ninguna clase.

¿Cómo debe ejercerse el derecho de desistimiento?

El derecho de desistimiento no está sujeto a ninguna formalidad, ni debe ser justificado, por lo que, bastará con que el consumidor comunique su voluntad de ejercer el derecho a la empresa que le ha vendido el producto.

Es una obligación legal que las empresas (también las online) informen al consumidor sobre su derecho de desistimiento y cómo y dónde pueden ejercitarlo (artículo 69 de la Ley General de Consumidores y Usuarios).

¿Qué plazo tiene el consumidor para ejercer el derecho de desistimiento?

El plazo mínimo establecido por ley es de siete días hábiles desde la recepción del producto, siempre y cuando, las empresas hayan informado correctamente al consumidor sobre el derecho de desistimiento que le ampara. En caso contrario, esto es, si el consumidor no ha sido informado, la ley establece que el plazo será de tres meses (artículo 71 de la Ley General de Consumidores y Usuarios).

Señalar que está previsto que se apruebe una nueva normativa europea en materia de consumidores y usuarios, que amplía el plazo mínimo para ejercer el derecho de desistimiento a los catorce días.

Evidentemente, el plazo mínimo es de siete días, pero las empresas pueden ampliarlo.

¿Tiene algún coste ejercer el derecho de desistimiento?

Ejercer el derecho de desistimiento no puede suponer ningún gasto para el consumidor. Tanto es así, que las empresas no solo deben devolver el importe del producto al consumidor, sino también, los gastos de envío que haya tenido que asumir el consumidor para la recepción del producto (Artículo 73 de la Ley General de Consumidores y Usuarios).

¿Se puede devolver cualquier producto?

Evidentemente no. Hay productos o servicios que por su naturaleza no pueden ser devueltos y, por tanto, no se puede ejercer el derecho de desistimiento. Se trata de productos tales como: boletos de lotería, acciones, alimentos frescos, etc. ya que, son productos que son perecederos, caducos o que su precio está sujeto a fluctuación.

Estas excepciones vienen reguladas en el artículo 45 de la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista.

¿Si compro a una empresa que está fuera de España me es aplicable la ley española?

Si el consumidor reside en España y la empresa se encuentra situada en algún estado miembro de la Unión Europea la respuesta es si.

Si la empresa pertenece a un país no miembro de la Unión Europea, habrá que estar a los convenios internacionales que hayan firmado las partes al respecto.

Si tienes alguna consulta y quieres recibir un presupuesto, puedes ponerte en contacto conmigo mediante el siguiente formulario, escribiendo un mail a info@evamunoz.es o por teléfono en el número +34 688.927.365.

Política de privacidad