¿Qué es una marca y cómo se clasifican?

¿Qué es una marca?

Una marca es un signo distintivo cuya finalidad u objetivo es la identificación de un producto, servicio o empresa para, así también, diferenciarlo de sus competidores.

La Ley 17/2001, de 7 de diciembre, de Marcas (Ley de Marcas), en su artículo 4 define la marca como:

1. Se entiende por marca todo signo susceptible de representación gráfica que sirva para distinguir en el mercado los productos o servicios de una empresa de los de otras.

2. Tales signos podrán, en particular, ser:

a) Las palabras o combinaciones de palabras, incluidas las que sirven para identificar a las personas.

b) Las imágenes, figuras, símbolos y dibujos.

c) Las letras, las cifras y sus combinaciones.

d) Las formas tridimensionales entre las que se incluyen los envoltorios, los envases y la forma del producto o de su presentación.

e) Los sonoros.

f) Cualquier combinación de los signos que, con carácter enunciativo, se mencionan en los apartados anteriores.

Por tanto, una marca puede ser desde un nombre, un logo o un envase, hasta un sonido. Y hecha esta clasificación, una de las preguntas más frecuentes es, y ¿ los olores pueden ser una marca?

En este sentido, la industria de los perfumes lleva años luchando para que los olores puedan ser protegidos como marca. No obstante, actualmente, para poder registrar un olor como marca, debe poder asociarse el aroma al producto en sí, es decir, debe poder representarse visualmente el olor y no es válido hacerlo mediante la fórmula química del mismo. A día de hoy, los olores registrados como marca son casos muy aislados. Algunos de estos casos son: Una empresa holandesa registró el olor a hierba recién cortada de unas pelotas de tenis o en Reino Unido se registraron neumáticos con olor a fragancia floral o unos dardos con olor a cerveza amarga.

Es por todo ello, que las firmas de perfumes registran como marca los envases de los mismos, porque no pueden registrar los aromas, y es por ello también, que hay empresas dedicadas a copiar perfumes y es legal. Lo que no pueden hacer estas empresas (ni otras) es copiar el envase del perfume, porque se trata de una marca protegida.

Clasificación de las marcas:

Las marcas pueden ser:

  1. Denominativas: La marca consiste, únicamente, en un nombre, ya sea el nombre de una empresa, de un producto, de un servicio, un nombre inventado, una combinación de letras y/o cifras, etc.
  2. Gráfica: La marca consiste, únicamente, en un dibujo, un logo, un símbolo, un gráfico, etc. Un ejemplo de este tipo de marcas es el logo de la empresa Nike (considerada durante muchos años la mejor marca de la historia) o la tan conocida manzana de Apple.
  3. Mixta: La marca consiste en un nombre y un logo, es decir, se combinan en una misma marca el nombre de la marca y su logo o símbolo (combinación de elementos denominativos y gráficos). Siguiendo con el ejemplo anterior, una marca mixta sería el logo de la empresa Nike junto con la palabra Nike (también marca registrada).
  4. Tridimensionales: La marca consiste en los envases o envoltorios de un producto. Un ejemplo de este tipo de marcas sería el envase de la Coca-Cola o los envases de los perfumes, muchos de los cuales están protegidos como marca, por no poder proteger el perfume (aroma) en sí.
  5. Sonoras: La marca consiste en un sonido. Únicamente, puede protegerse un sonido como marca si puede representarse gráficamente. Algunos ejemplos muy conocidos de este tipo de marcas son: el rugido  del león de la Metro-Goldwyn-Mayer o el grito de Tarzán.

¿Cómo puede protegerse una marca?

La marca, sea del tipo que sea (denominativa, gráfica, mixta, etc.), puede ser protegida mediante su registro público y esto, puede hacerse a nivel nacional, comunitario y/o internacional. Así:

  • A nivel nacional, la marca se registra ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y su registro la protege en todo el territorio español.
  • A nivel europeo, la marca pueda ser registrada ante la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) y su registro la protege en todos los países de la Unión Europea.
  • A nivel internacional, la marca puede registrarse ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y la marca quedará protegida para todos aquellos países que se hayan elegido: En este caso, al registrar la marca debe especificarse para qué países quiere registrarse específicamente.

Siempre será más fácil (nos encontraremos menos problemas y menos oposiciones al registro de la marca) si lo hacemos a nivel nacional o comunitario, que a nivel internacional, donde es posible que existan marcas parecidas que desconocemos y que pueden oponerse a nuestro registro por similitud de la marca.

Cabe decir también, que pueden coexistir dos o más marcas denominativas iguales (misma denominación o nombre) si el producto, servicio o empresa al que representan se dedican a diferentes sectores de actividad. Un ejemplo de estas situaciones es la marca Ferrari. Ferrari es un apellido italiano y por la marca Ferrari podemos encontrar, tanto, la escudería de coches de competición, una marca de cava o una empresa de tractores.

Si tienes alguna consulta y quieres recibir un presupuesto, puedes ponerte en contacto conmigo mediante el siguiente formulario, escribiendo un mail a info@evamunoz.es o por teléfono en el número +34 688.927.365.

Política de privacidad