Exposición de la vida de menores en YouTube

Cuando me quedé embarazada, descubrí el mundo YouTube más allá de una plataforma para ver videoclips o tutoriales y es que, descubrí los canales de YouTube y me hice fiel seguidora de algún que otro conocido canal sobre maternidad.

Me resultaba interesante ver cómo otras mamás habían pasado su embarazo, el parto y después habían gestionado los primeros meses de maternidad. Debo reconocer que más de una idea sobre crianza me he adueñado y más de un consejo he seguido.

Ahora bien, como abogada especialista en temas de privacidad, me despierta muchísima curiosidad (no imagináis cuánta) saber si estas mamás “blogueras” o estas “Youtubers” se han parado a pensar cómo puede afectarles a sus hijos, cuando estos sean mayores, el haber expuesto TODA SU VIDA en internet.

Hemos de pensar que estos niños están creciendo, incluso desde antes de nacer, con una cámara delante de ellos con las que sus madres (a veces también sus padres) graban, almacenan y después publican en internet toda su vida (su nacimiento, su primer baño, su primera sonrisa, sus primeros pasos, sus juguetes, lo que llevan puesto, su habitación, lo que comen… y no acabaría).

Hay muchos canales que publican “vlogs diarios” en el que la familia expone su día a día y en el que, por supuesto, se incluye a sus hijos menores de edad.

Como seguidora de este tipo de canales no negaré que son entretenidos, pero como mamá y abogada experta en temas de privacidad me alarma pensar que estos niños algún día serán jóvenes que, por ejemplo, buscarán trabajo y serán conocidos por muchos de sus compañeros (para bien y para mal) privándoles totalmente de su privacidad, cual “Show de Truman”. Y es que, estos niños no han escogido libre y voluntariamente que su vida sea expuesta en Internet, lo han escogido sus padres. Ya sé que los padres son los representantes legales de sus hijos y están, como tales, para protegerlos y decidir por ellos, pero me cuesta creer que, dicho con los debidos respetos,  los estén protegiendo, antes al contrario, los están exponiendo a cambio de dinero por publicidad y colaboraciones con empresas y para mí, ninguna compensación económica, por elevada que sea, justifica la exposición de estos menores en la red de la forma en que se hace.

Es que, se ha llegado al extremo de que algunos de estos famosos padres Youtubers han creado canales propios para sus hijos más mayores (hasta donde conozco preadolescentes), para que estos publiquen sus propios vídeos, si bien dicen son canales supervisados por los padres.

Entiendo que, más pronto que tarde, esta situación se acabará por regular y se impondrán medidas por parte del legislador para proteger la privacidad de estos menores, pero en mi opinión, me parece increíble que tenga que venir el defensor del menor, el fiscal o el legislador con una nueva ley o modificación de la actual para proteger a estos menores y que, no sean sus propios padres, los que se paren a pensar qué consecuencias para sus hijos puede tener el publicar su vida entera a través de internet.

En cuanto a las posibles consecuencias, empezamos a ver publicadas ya noticias sobre hijos que demandan a sus padres por colgar fotos de su infancia en redes sociales como Facebook y, estoy convencida, de que esto solo es el principio.

Lo dicho, me encantaría saber si estos padres se han parado a reflexionar sobre esto, si han hablado con expertos (psicólogos por ejemplo) y si son conscientes de las posibles consecuencias de la exposición de la vida de sus hijos en internet de la forma en que lo hacen.

Si necesitas asesoramiento legal, puedes ponerte en contacto con nuestro despacho de abogados mediante el siguiente formulario o escribiendo un mail a lawyer@evamunoz.es.

* Campos obligatorios
política de privacidad de la página