Privacidad vs Big Data

BigData¿Qué es el “Big Data”?

El Big Data es el sistema o método de agrupación de grandes cantidades de datos. Este concepto, ha ganado importancia en los últimos años y hemos empezado a oír hablar de él, no porque la agrupación de datos sea peligrosa, sino porque de la interpretación y análisis de esas grandes cantidades de datos, se pueden extraer conclusiones que pueden vulnerar la privacidad e intimidad de las personas.

Este hecho fue puesto en conocimiento de todos los ciudadanos a través de las declaraciones de Edward Snowden (Consultor tecnológico estadounidense que trabajaba para la CIA) que reveló el espionaje masivo que hacía EEUU a millones de personas de todo el mundo.

Por si solo el Big Data (acumulación y archivo de infinitas cantidades de datos) no genera peligro, el peligro deviene de lo que se puede llegar a saber y a hacer con esas grandes cantidades de datos.

¿Qué se puede hacer a través del Big Data?

Como hemos expuesto en el apartado anterior, con la agrupación de grandes cantidades de datos por si sola no se puede hacer nada. Ahora bien, si cogemos esos datos y los interpretamos y analizamos, la cosa cambia, ya que, de esa cantidad de datos podemos extraer conclusiones que pueden poner en peligro la privacidad e intimidad de las personas.

Así, del análisis de los datos recogidos a través del sistema Big Data, se puede extraer información como: quiénes somos, qué hacemos, dónde vivimos, dónde trabajamos, cuáles son nuestros hobbies, enfermedades que padecemos o que hemos tenido, quiénes son nuestros familiares, dónde viajamos, qué hemos hecho durante el viaje, qué compramos, dónde queremos viajar, etc.

Toda esta información y mucha más, se extrae a través del análisis y de la interpretación de los sistemas Big Data. Tal análisis se ha llegado a denominar la ciencia del Big Data, esto es, la organización, interpretación y recuperación de esas gigantescas cantidades de datos para poder obtener un valor que, por ejemplo, permita a los gobiernos conocer dónde estamos y qué hacemos o a las empresas qué necesitamos para poder ofrecérnoslo.

Algunos términos que se utilizan para registrar, analizar y medir los datos que contiene el sistema Big Data son: geolocalización, algoritmo, correlación, predicción, patrón, metadato, minería y agregación. A través de estos sistemas de medición y análisis de datos se puede saber, entre otras, la ubicación de un objeto o persona, predecir que va a hacer una persona, recomendar los lugares más visitados de una ciudad o los mejores lugares para tomar una fotografía, en definitiva, podemos llegar a conocer todo lo que realmente nos interese de una persona.

¿Cómo afecta el Big Data a la privacidad de las personas?

En realidad, las personas siempre y durante toda nuestra existencia hemos generado datos e información sobre nosotros, el problema es que antes, esa información era conocida solo por familiares y amigos y moría con nosotros y ahora, dicha información y datos personales, han pasado a archivarse en ficheros a los que los analistas pueden acceder y desde los que pueden extraer información confidencial e íntima sobre nosotros que otros acaban explotando.

Ahora todos nuestros pasos quedan registrados, bien por la ubicación de nuestro móvil, por las cámaras que se encuentran en las ciudades… Así, por ejemplo, se puede saber a qué hora hemos salido de casa, qué trayecto hemos hecho y dónde hemos ido.

¿Es necesario conocer todos estos datos? Desde mi punto de vista, son “necesarios” para quienes los controlan y obtienen un beneficio de ellos, pero perjudican y vulneran gravemente nuestra privacidad e intimidad.

En muchos casos, por ejemplo, con la descarga de aplicaciones que nos hacen una vida más cómoda, estamos aceptando que se recojan, archiven y traten nuestros datos personales, vulnerando así nuestra privacidad. Anteponemos la comodidad a nuestra privacidad. Un ejemplo actual y claro es el uso de Google Now.

Google Now es una aplicación para sistemas operativos Andoid, creada por Google y que tiene como objetivo ser un asistentes personal e inteligente que te recomiende y avise según tus preferencias e incluso te responda preguntas. Este sistema que resulta cómodo porque te avisa, por ejemplo, del momento en el que tienes que ir al aeropuerto para no perder el vuelo que compraste, sin duda, también supone una intromisión en nuestra privacidad, sin embargo, y pese a qué sabemos qué datos entregamos, preferimos en muchos casos hacerlo si eso nos reporta una comodidad.

No obstante, a mi entender, sabemos qué datos entregamos (en parte), pero no somos conscientes de qué se puede hacer con ellos y el valor de nuestra privacidad, es por eso que deberíamos empezar a valorar nuestra información y privacidad y decidir quién puede conocerla y quién no, en la medida de lo posible ya que, según Snowden, actualmente “cualquier analista puede investigar a cualquiera”.

En conclusión, el análisis e interpretación de los datos contenidos en sistemas Big Data vulneran nuestra privacidad hasta puntos que desconocemos y debemos ser conscientes del valor de nuestra información y de lo que terceros pueden llegar a hacer con ella si no la protegemos.

Si tienes alguna consulta y quieres recibir un presupuesto, puedes ponerte en contacto conmigo mediante el siguiente formulario, escribiendo un mail a info@evamunoz.es o por teléfono en el número +34 688.927.365.

Política de privacidad